La realidad virtual está innovando al marketing digital y a un buen número de sectores. Desde nuevas formas de jugar videojuegos, hasta recorrer salas de arte de forma remota, el alcance de la realidad virtual está haciendo cambios revolucionarios.


¿Qué pasa en publicidad?

Una estrategia que empieza a llamar la atención es la del marketing inmersivo y el uso de la realidad virtual en el marketing digital.

Según Bernardo Rivera Muñozcano, co-creador del proyecto Ciudad Abierta, el marketing inmersivo es un tipo de publicidad que juega con experiencias complejas a la hora de trazar estímulos en el consumidor:

“Los usuarios no solo ven estos mensajes, sino que el margen de respuesta a esas imágenes es muy corto e insuficiente para lograr una codificación efectiva. El cerebro ha aprendido a analizar las imágenes en milisegundos y a tomar decisiones rápidamente”, por lo que la recepción de imágenes es distinta.

Crear recuerdos de marca


Ahora no solo se trata de tener presencia de marca, sino de que esta presencia de marca sea favorable y genere fidelidad. Las campañas que se inclinan por el marketing inmersivo, o marketing de sensaciones, buscan crear una experiencia de la mano de la tecnología y crear recuerdos favorables dentro de los receptores.

Mucha de la filosofía del marketing inmersivo viene de su antecesor, el experential marketing. En las campañas del marketing de experiencias se ponderaba una actividad y se hacía branding en todo momento. Ahora con el marketing inmersivo se busca ir al inconsciente y utilizar recursos como la realidad virtual para crear campañas.


Experiencias más reales


La realidad virtual ofrece lo que su nombre dice: realidad. Si te ayudas de este tipo de recursos para implementar una campaña de publicidad, es posible que tus clientes recuerden esta experiencia como algo que sucedió, que vivió y que le gustó.

Eso sí, debes ir con cuidado


Si bien el marketing inmersivo puede proporcionar experiencias que el usuario recuerde, saber llevar este tipo de implementaciones no es sencillo, pues el cliente puede evaluar como negativa la sensación y guardar un mal recuerdo.

La recomendación es que antes de aventarte a lanzar una campaña de marketing inmersivo te asesores bien con expertos. Eso hará que tu publicidad sea más efectiva y se logre el objetivo: lograr que la realidad virtual innove en el marketing digital.

Con información de Mutek 2017