El futuro nos alcanzó, la era digital llegó y con ella el cambio en la forma en que realizamos nuestras actividades cotidianas. La manera de interacción con nuestros amigos, el modo en que buscamos entretenimiento, y por supuesto, la forma en que hacemos negocios.

¿Cómo es esto último? Tan simple como que hemos llevado la compra y venta de servicios y productos, que siempre habíamos hecho manualmente, al Internet. A esto le llamamos comercio electrónico o e-commerce en inglés.

En términos específicos, el comercio electrónico, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se define como “el proceso de compra, venta o intercambio de bienes, servicios e información a través de las redes de comunicación”.

De una manera más clara, para ti que tienes una PyME, consiste en la distribución, compra, mercadeo o venta en internet y suministro de información de productos o servicios a través de la web, ya sea por medio de móvil o PC.

Ventajas del comercio electrónico o e-commerce

Cualquier cliente potencial va a poder acceder a tus productos o servicios cualquier día y a cualquier hora, dando como resultado, mayor volumen de ventas, siempre y cuando ofrezcas una experiencia de compra amigable e interactiva igual a la que se podría realizar cara cara.

Claro que tendría que ser así, pues el Internet es un canal que permite generar escaparates y llegar a diferentes tipos de consumidores. Conforma comunidades que trascienden las fronteras políticas y permite la entrada a mercados extremadamente amplios dándote la posibilidad de competir en igualdad de condiciones con compañías de mayor tamaño.

Uno de los mayores recelos de las empresas para cambiar del comercio tradicional al electrónico es el miedo de los consumidores a los fraudes por Internet, sin embargo el comercio electrónico es regulado por lineamientos internacionales emitidos por la OCDE. Son algunas recomendaciones que te orientan a ti, como proveedor de bienes y servicios a través de Internet, a cumplir con las disposiciones de las leyes al consumidor, con la finalidad de garantizarle los niveles de protección adecuados cuando realiza una transacción comercial online.
Ahora que sabes qué es el comercio electrónico y en términos generales cuáles son sus ventajas ¿Te gustaría implementarlo en tu pequeña o mediana empresa? ¿Cómo puedes comenzar?

No te agobies, en este blog te diremos cómo integrar las nuevas tecnologías y manejar el comercio electrónico en tu empresa para lograr experiencias gratificantes de compra y venta en línea. Comienza por entender qué es una tienda virtual.

Fuente: Procuraduría Federal del Consumidor/ Secretaría de Economía/ www.ecommercemexico.mx